Cómo hacer que el resentimiento no destruya tu relación

Es muy común encontrar que las personas reconocen fácilmente las sensaciones físico-mentales del enamoramiento, esa fase del Amor en la que todo parece dulce, apasionante, rejuvenecedor, lleno de energía y a su vez misterioso, pues la mayoría de las personas ignoran que este estado mental es la semilla de un estado emocional menos grato, pero tan importante de afrontar si se quiere conocer verdaderamente al Amor.

El resentimiento

La naturalidad del resentimiento

El estado emocional que emerge lentamente del enamoramiento es el resentimiento. Esta emoción aparentemente negativa es parte del proceso de evolución natural de tus sentimientos en tu relación. Ningún ser humano se libra de experimentarlo con su pareja, tanto como fue el enamoramiento de intenso, tanto será el resentimiento de fuerte.

Entiendo que es muy difícil de aceptar esta realidad, y a las pruebas me remito, ya que de cada 10 personas a quienes les pregunto si reconocen esa emoción hacia su pareja, 8 la niegan la primera vez, y solo después de unos minutos de seguir hablándome de todo lo que rechazan de su pareja se dan de frente con su resentimiento y acaban por reconocerlo.

Aceptar el resentimiento con naturalidad es valiente y lo convierte en una experiencia necesaria que hemos de afrontar, del mismo modo que la noche que le sigue a cada día. Reconocer tu resentimiento  es el primer paso para empezar a sentirte mejor en tu relación y contigo.

Encontrar las causas que te lo producenel resentimiento en la pareja

El segundo paso que necesitas dar para reconquistar tu bienestar es identificar exactamente qué te está produciendo el resentimiento. Lo más común que he visto es que se produce por dos causas primordiales: (1) Las comparaciones que haces entre tu pareja y lo que te gustaría que tu pareja haga o deje de hacer. (2) Las ideas equivocadas que tienes acerca de lo que es el Amor o la Felicidad en una relación.

Encontrar las causas que te originan el resentimiento significa buscar o identificar los comportamientos que te desilusionan de tu pareja. Si te das cuenta, el comportamiento que te desilusiona de tu pareja es el que resquebraja tu enamoramiento y el que te hace que un día te encuentras pensando o diciendo “no espera esto de él/ella” o “Es que piensa solo en él/ella…” o “Nunca pensé que me haría esto”.

Reconocer tu responsabilidad

Encontrar las acciones u omisiones de tu pareja que te causan el dolor del resentimiento, enfado, rencor o desilusión es extremadamente valioso porque te permite hacer una reflexión acerca de ti misma/o, de tu comportamiento y de tu naturaleza humana. Sin embargo, recuerda que ningún ser humano se enamora de otro ser humano sino de la fantasía que crea en su cabeza acerca de ese ser humano. Por esta misma razón, nadie se resiente de un ser humano, sino de las expectativas falsas que asumió sobre esa persona.

Una vez que reconoces lo que te duele que tu pareja haga o deje de hacer, sería sabio que vieras qué le mueve a comportarse así, qué hay detrás de esa actitud, pues te aseguro que del mismo modo que a ti te causa un dolor, detrás de sus actos también hay un dolor escondido que tiene él. Hacerlo así ayuda a descubrir que la mayoría de las demandas que generan resentimiento no son realistas desde el punto de vista de las circunstancias que esa pareja tiene.

Reconocer tu responsabilidad es darte cuenta que tu creas tus emociones con tus interpretaciones que haces de las acciones/omisiones de tu pareja. Enamorarte de alguien es la fase en la que ignoras las diferencias que te separan de una persona, sin embargo, esas diferencias están ahí desde la primera vez que la conociste. Tu ceguera no es responsabilidad de tu pareja, es exclusivamente tuya.

Hacer algo para disolver tu resentimiento

Si te cuesta asumir el 100% de tu responsabilidad acerca de tu resentimiento, te sugiero al menos que empieces por asumir el 50%, pues verte responsable te devuelve el poder a ti misma/a para empezar a quitarte ese malestar. Si te quedas en el reproche, el enfado o el rencor, lo único que haces es debilitarte.

Tú tienes el poder de quitarte el resentimiento con independencia de lo que tu pareja haga o deje de hacer. Si no haces algo para quitártelo no te sorprendas si un día has desarrollado alguna enfermedad como el cáncer en alguna parte de tu cuerpo. Se ha descubierto que la emoción escondida de esa enfermedad suele coincidir con algún tipo o forma de resentimiento, reproche, culpabilidad o miedo hacia otros o hacia uno mismo.

¿Cuánto tiempo más quieres estar en ese estado de malestar? ¿Cuánto tiempo quieres alargar las noches de tu vida? Sí, te aseguro que quitarte el resentimiento es posible y menos complicado de lo que parece, pero el primer paso es tomar la decisión de liberarte de él. Sin esta decisión principal, el resentimiento se pega a tu cuerpo en forma de sufrimiento.

Encontrar el regalo que te trae tu resentimiento

El resentimiento produce alejamiento, si no físico al menos emocional. A veces necesitamos crear distancia con algunas personas por nuestro bien y usamos el resentimiento como un mecanismo inconsciente para lograrlo. En cierta medida, pues, el resentimiento es un promotor de tu libertad, de tu independencia y de tu fuerza para desapegarte de alguien o de algo. Tu resentimiento llevado al extremo te puede matar físicamente, pero en el camino hacia tu última respiración tienes la oportunidad de descubrir el regalo que te trajo y abrazarlo con tu Amor.

Cuando le preguntas a la gente ¿Para qué quiere una pareja? O ¿Qué es lo que te gustaría conseguir, tener en una relación?, la primera respuesta que te dan es “quiero ser feliz”, o “Quiero hacer feliz a mi pareja y que me haga feliz a mí” El ser humano busca de forma natural  y automática la felicidad y el Amor, sin embargo, el concepto que tienen ambos es mucho más incompleto de lo que saben acerca de ellos mismos.

Los cuentos con finales felices que nos contaron han sembrado en nuestras consciencias una irrealidad que produce mucho sufrimiento. El final feliz es solo el instante de un proceso y no depende de lo que esté ocurriéndote, si no de lo que haces con lo que te ocurra. Sentir el Amor no depende de las cosas positivas que otros hagan o de las cosas negativas que dejen de hacerte. Sentir el Amor solo depende de tu disposición de abrir tu corazón y de ver con sus ojos lo que acontece a tu alrededor

Oscar Durán Yates
— Coach Cuántico y Autor del libro “Triunfa En El Amor”.
¡Ahora puedes acceder GRATIS a su curso en vídeos
“Reconcíliate Y Mejora Tu Relación De Pareja”, pulsa aquí!

 Ahora Triunfar En El Amor No Es Tan Difícil Si Conoces Las Claves Adecuadas

— NUEVO CURSO EN VÍDEO GRATIS —

Clic Aquí Para Acceder Ahora Mismo
** Sólo Por Unos Días Más **

Leave A Response

* Denotes Required Field