Por qué las fantasías más comunes destruyen las relaciones y el amor de la pareja…

las fantasíasEmitir juicios de valor sobre personas, situaciones o incluso de tus propios actos u omisiones, es tu naturaleza humana. El origen de tus juicios está en la comparación de, al menos, dos cosas, lo que está sucediendo y lo que realmente te gustaría que sucediera. Cada uno de tus juicios forman una opinión de lo que te hace sentir bien o te hace sentir mal. Por lo tanto, dentro de ti, habita un juez que enjuicia y condena a diario. Y ¿qué es lo que tu juez interior condena? Obviamente todo aquello que no te gusta porque te produce insatisfacción, malestar o alguna forma de dolor.

Lo que realmente condenas es, pues, el dolor y, por supuesto, todo lo que te lo produce. Y lo condenas porque mantienes la ilusión de que si algo te duele es malo, negativo y por lo tanto hay que desterrarlo; y ciertamente así lo parece, pero el dolor no es solo negativo. El dolor es imprescindible en la vida, sin él no podrías existir en la realidad. Por ejemplo, un aspecto positivo del dolor físico es que gracias a él retiras tu mano de una superficie caliente. El dolor que sientes en esa circunstancia salva tu mano.

El dolor sirve de guía, lección de oro de la vida.

La fantasía más común es asumir que el dolor es un defecto de la vida. Condenar el dolor significa no querer sentirlo, rechazarlo o desterrarlo y al hacerlo estás condenando una parte de la vida. Pero no existe tal cosa que en sí misma sea solo positiva o solo negativa. Lo que existe son eventos o experiencias y lo importante no es lo que te ocurre si no lo que tú haces con lo que te ocurre. Esta es la lección de oro de la vida: Cuando rechazas el dolor, es como si le dijeras a la vida “estás equivocada”. Y decir semejante barbaridad es anteponer tu ignorancia ante la inteligencia innata de la naturaleza.

El dolor en tu relación de pareja es solo un indicador de qué parte de ti todavía no has amado. Una de las consecuencias de buscar el dolor-de-amor-300x200placer huyendo del dolor dentro de las relaciones es que se crean las fantasías que destruyen las relaciones y el amor de la pareja. Estas son 3 de las fantasías más comunes:

1. Mi pareja siempre tiene que apoyarme y escucharme
2. El propósito de mi relación es que me haga feliz
3. Si no estoy en pareja voy a quedarme solo

La parte que rechaces, niegues o condenes de ti, es la que con más intensidad te va a mostrar tu pareja a través de sus actos, omisiones o palabras. Los juicios que proyectes sobre tu pareja, son el reflejo de la parte de ti que niegas tener, ser o actuar o, si la reconoces, no te gusta y la tratas de ocultar y al hacerlo estás condenando esa parte de ti al ostracismo. Estas fantasías destruyen las relaciones porque rompen tus ilusiones y te resientes con tu pareja. El resentimiento hacia tu pareja es al final un rencor hacia ti.

equlibrioNo estás aquí para tener razón sobre qué es lo positivo o negativo en la vida, tampoco para ser solo positivo y mucho menos para sufrir. Estás aquí para aprender a abrazar tus dos lados, el que te gusta y el que no te gusta, tu lado destructor y constructor, porque ambos son necesarios para crear tu vida y tus relaciones. Por eso, tu pareja, lo único que va a hacer, por activa o por pasiva, es recordarte esa parte de ti de la que no eres consciente.

Oscar Durán Yates
Autor del libro Triunfa en el Amor.
— Descarga el primer capítulo gratis —
https://www.facebook.com/triunfaenelamor?v=app_190322544333196

Leave A Response

* Denotes Required Field