El Arrepentimiento

El arrepentimientoLa necesidad de sentirte perdonado o decir LO SIENTO aparece cuando asumes que has causado a tu pareja o a ti mismo dolor sin placer, pérdida sin ganancia, perjuicio sin beneficio. Entonces, aparece el paradigma de la culpabilidad y del arrepentimiento que inclina uno de los platos de la balanza hacia abajo e, ineludiblemente, hace subir el otro plato para equilibrar la carga. Si en el plato que baja te colocas como culpable, en el plato que sube se coloca automáticamente la víctima, “el bueno que no hizo nada malo”. Entonces la historia de la relación se convierte en una historia de buenos y malos, cual película barata de Hollywood. La pregunta sería ¿Quién es el bueno y quién el malo? ¿Quién empezó y quién no paró?

El camino de la culpa busca compensar a otros por lo que no hiciste. Habitualmente la compensación a otros demanda renunciar a tus prioridades, y tu comportamiento, en ese estado de ánimo, se basa en actos de renuncia como una forma de castigo inconsciente porque percibes que no mereces o que no eres suficientemente bueno todavía hasta que redimas tus faltas. ¿Es este modelo del perdón es realmente válido para sentirte pleno contigo?

LA PERCEPCIÓN DE CULPA

Si existe la percepción de culpabilidad, no existe el sentimiento de AMOR incondicional hacía ti o hacía tu pareja. Hacia ti porque desde el sentimiento de culpabilidad rechazas esa parte de ti que hizo o no hizo algo. Y sea lo que fuera que ocurrió, tus actos u omisiones nacieron de tu inconsciencia, ignorancia o impulsado por el benévolo propósito de llenar tus necesidades emocionales primordiales. El acto de llenar tus carencias es un acto natural al que ningún ser humano puede renunciar y no hay nada que recriminar ni mucho menos que perdonar a un ser humano por crear las experiencias que necesita para crecer, evolucionar y expandir su consciencia.

Quizás estás pensando que esta idea es poética pero que hay personas que no aprenden ni siquiera de sus errores. Yo lo veo más como soltar la culpasi cada ser humano tuviese sus particulares lecciones que necesita repetir una y otra vez hasta que las aprenda. Cuando alguien necesita repetir y repetir, es porque también encuentra, sin darse cuenta, cierto gusto y beneficios ocultos de esa experiencia, por lo que realmente lo que le ocurre a ese ser humano es que tiene dificultad en renunciar a esos “aspectos positivos invisibles” que la alimentan.

¿Crees que desde la falta de amor hacia ti puedes amar plenamente a tu pareja? Si te sientes culpable por algo, necesitas quitarte la culpa…

¿PERDONAR A QUIÉN?

La paradoja es que cada vez que necesites ser perdonado o decir lo siento, la vida, misteriosamente, te vuelve a colocar en el camino de repetir la experiencia, en el mismo papel o en el papel contrario. ¿Se trata entonces de aprender a perdonar o hay algo más importante que pedir perdón? Y suponiendo que se tratase de perdonar, se me ocurre preguntar ¿Perdonar a quién?

La sabiduría innata de la vida está cargada de ejemplos que ilustran el hecho de que no existe algo sin su contrario, el día sin la noche, la primavera sin el otoño, el agua sin el fuego y por lo tanto tampoco EXISTE UN ACTO HUMANO QUE SEA SOLO NEGATIVO. ¿Y si lo que hiciste hubiese traído beneficios a ti y a tu pareja? ¿Y si lo que no hiciste hubiese traído ganancias a ti y a tu pareja? ¿Seguirías buscando el Perdón?

Cada relación es una escuela de AMOR donde aprendes, no a ser más positivo, si no a abrazar tu plenitud, que es una mitad luz y la otra mitad sombra. Y MERECES AMOR POR SER QUIEN ERES HOY. Somos seres humanos y no existe un manual para SER HUMANO. Hay moldes y culturas con sus respectivos valores morales que son como una ventana pequeña y miope para observar algo magnífico como la VIDA. Somos ingenuos (u olvidadizos) cuando nos creemos que lo que vemos a través de esa ventana es TODO lo que existe.

Abrazarte a tíSi por perdonar quieres decir “te agradezco lo que hiciste”, te liberarás de todo mal pasado o futuro. Si en cambio, el hecho de perdonar o ser perdonado significa “no lo vuelvas a hacer” volverás a repetir esa experiencia de algún modo. Si quieres aliviarte y SENTIRTE PLENO, es más sabio que te abraces a ti, exactamente con la misma intensidad con la que te gusta que te abrace tu pareja. Y si quieres sentir AMOR POR ALGUIEN, que ese alguien seas tú mismo primero.

Oscar Durán Yates
Autor del libro Triunfa en el Amor.
Descarga el primer capítulo gratis en www.triunfaenelamor.com/ebook

Leave A Response

* Denotes Required Field