La tercera dimensión en la pareja

Cuando vivimos en pareja solemos pensar que, al ser dos todo se mide desde el dos u en dos y, de esta manera y sin quererlo ignoramos que, en nuestra relación como en todas, existe siempre un tercer factor o dimensión, que da la verdadera forma a la pareja: esta tercera dimensión es la profundidad, el mirarnos en profundidad.

Parte el CorazonVale decir que aquello que nos puede unir o desunir tiene un propósito o un fin mayor: la evolución y crecimiento de cada miembro de la pareja.

Es pues muy importante reconocer y tener en cuenta este tercer factor porque gracias a ello podemos sanar nuestras heridas emocionales para instaurar el respeto, la libertad y el amor incondicional.

Recordemos que no amamos a nuestra pareja por lo que representa para nosotros sino por lo que realmente es.

Amamos tanto lo que no nos gusta como lo que nos gusta de nuestras parejas porque somos, en realidad, un reflejo el uno del otro, y lo que nos diferencia son las formas de ser.

Cuando este tercer factor toma su verdadera forma en el seno de la pareja, ambas personas crecen y amplían la visión de sus propias vidas y de la vida de la pareja como una unidad.

Dicho con otras palabras, cada miembro de la pareja toma las riendas de su propia vida, al hacerlo elimina el acto de culpabilizar al otro de lo que le ocurre y ambos pueden ver con claridad la situación real.

Carmen Yates - LibrosLa gran ventaja de vivir en pareja desde esta tercera dimensión es que, prácticamente sin darnos cuenta, nos encontramos reconociéndonos el uno en el otro para ser realmente nosotros, lo nos permite dejar de seguir buscando una felicidad utópica para vivir nuestra relación con plenitud.

¡Animaos a descubrir la vida en pareja con esta tercera dimensión integrada y veréis que es un juego sumamente divertido!

Cuando un hombre encuentra a su pareja, comienza la sociedad

Ralph Waldo Emerson

 

Carmen Yates
www.carmenyates.com

Leave A Response

* Denotes Required Field