6 pasos infalibles para controlar tus celos y que nunca más te controlen a ti

¿Te gustaría aprender a controlar tus celos?

Controla Tus CelosSi has respondido que sí, vamos a ello. Te voy dar el decálogo fundamental que podrás seguir para erradicar de ti esta dañina actitud. Pero antes quiero que conozcas que el origen etimológico de la palabra celos proviene del griego zêlos, derivado de zeîn ‘hervir’.

Cuando descubrí esto me hizo mucho sentido ver que en los celos, además de inseguridad, lo que también hay detrás es un forma de envidia. Y, como puedes suponer, envidia, inseguridad y celos pueden actuar como un cóctel molotov no solo en tu relación de pareja, sino especialmente en tu mente.

La envidia tiene relación directa con percibir que hay “aspectos” de otras personas que consideras que no tienes y esta percepción es lo que te causa inseguridad, porque al compararte asumes automáticamente que eres “menos o inferior” a la persona con la que te comparas. Y esto puede hacerte “hervir la sangre” ¿Tiene sentido verdad…?

Bueno, pues ahora sí vamos a ver el decálogo de pasos para aprender a poner tus celos a raya.

Paso 1: Encuentra el origen de tus celos

Este es muy sencillo. Determina con quién te estás comparando de forma específica. No vale que hables o pienses en generalidades, como todo el mundo, cualquiera, etc, pues no es cierto. Te aseguro que tú no te comparas con todo el mundo. Haz una lista con los nombres de las 5 personas con las que te comparas continuamente y que te hacen sentir inferior como consecuencia de tú compararte con ellas.

Paso 2:  Determina qué te falta

De la lista que hiciste antes, elige el nombre de la persona que al compararte con ella te hace sentir más inferior.  Y ahora responde: ¿Qué es lo que percibes en esta persona que tú dices que no tienes, eres/no eres o que te falta? Responde esta pregunta hasta que encuentres 5 o 6 aspectos concretos, por ejemplo: estilo al vestir, pechos más grandes, más confianza en si misma/o…

Paso 3:  Reconoce estas cualidades en ti

Todas las personas tenemos todos los rasgos humanos con la misma intensidad. Es solo una cuestión de en qué aspectos de nuestra vida son expresados esos rasgos. Y tú también los tienes, con lo cual la única manera de dejar de sentir que te faltan es que encuentres la particular forma específica en la que tú también tienes esas cualidades.

Veamos un ejemplo con el más abstracto, el de los pechos más grandes. Puede que objetivamente tu talla sea menor y que efectivamente tú no tienes los pechos como los ves en esa persona. Pero no significa que tú no tengas una cualidad o más de una en tu cuerpo que llame la atención tanto como a ti te parece que llaman la atención los pechos de la persona con la que te comparas. Escribe una lista con todas las partes de tu cuerpo que, juntas o separadas, podrían equivaler a esa cualidad que ves en la otra persona. Reconoce en ti de qué forma particular tu expresas esa cualidad que ves en la otra persona.Controlar tus celos

Paso 4: Agradece lo que tienes.

Si ya hiciste el paso anterior ahora te sentirás más ligera de carga y menos inferior. ¿Verdad? Pues demos un pasito más respondiendo a esta pregunta ¿Qué beneficios particulares tengo yo de tener estas cualidades de la forma en que las tengo? Hazte esta pregunta hasta encontrar al menos 12 a 20 beneficios específicos para ti y tu vida de tener estas parte de tu cuerpo y no los pechos que envidias.

Vamos, adelante con la pregunta. No te sientas intimidada y haz esta práctica. Te prometo que tus celos van a desaparecer.

Paso 5: Agradece lo que no tienes.

Ahora que has podido agradecer lo que tienes, te invito a ver el lado perfecto de la vida. Y esta perfección en el ejemplo que estamos viendo es visible cuando descubres que la vida nos da a cada persona el cuerpo que necesitamos para cumplir nuestro propósito de vida. Y si algo en nuestro cuerpo no lo tenemos de la forma que queremos, es porque no nos hace falta. ¿Y cómo puedes verlo en tu caso en relación a este ejemplo de los pechos más grandes? Pues aquí te lo digo…

Imagina por un momento que tú tienes esos pechos grandes que te gustarían, exactamente de la forma que los ves en aquella persona. Visualízate bien claro y ahora hazte las siguiente preguntas: ¿si yo tuviera esos pechos, qué desventajas tendría en mi vida? ¿Cómo sería una desventaja en mi vida tener esos pechos? ¿Qué perjuicios aparecerían en mi vida o en mis relaciones con otras personas si yo tuviese esos pechos en lugar de tener las cualidades que he visto en mi antes?

Encuentra al menos 12 a 20 desventajas y verás el cambio que ocurre en tu percepción, en tu mente y en tu corazón en relación a ti.

Paso 6: Repite estos pasos con el resto de rasgos humanos

Superar tus celosHaz lo mismo que has hecho con este rasgo humano, con el resto de rasgos que habías escrito en el paso 2 y adaptalo en cada caso. Te he puesto el ejemplo con el caso más difícil, con lo que el resto no tiene que suponerte un trabajo mayor.

Los celos son producto de una percepción desequilibrada y te hace perder tu auténtica visión de ti. Te hace creer que tú eres menos que alguien y eso te prometo que es mentira. Tú no eres inferior a nadie, tampoco superior, eres un ser único, perfecto e irrepetible.

Hacer este ejercicio te va a llevar una hora, quizás dos horas como máximo, pero te aseguro que vas a restablecer tu confianza de forma duradera y tu poder personal y seguridad en ti van a estar a tu lado mucho más tiempo de lo que imaginas.

Yo solo espero que lo hagas y me digas qué tal te fue…

Óscar Durán Yates

Tu Coach para transformar tu relación

Autor y conferencista

Especialista en relaciones humanas plenas

14 Comments

  • carmen romero

    Reply Reply Abril 13, 2016

    Me encanta, solo lo he leido, pero este fin de semana pienso ponerlo en practica. Acabo de darme cuenta de que soy celosa,envidiosa e insegura.
    Es cierto, que en nosotros solo vemos lo que” no” nos gusta y sin embargo en los demas vemos todas sus virtudes y cualidades.
    Voy a equilibrarme, ya no me juzgare ni me comparare con nadie, sacudire mis miedos y …..ya os contare.
    Muchas gracias

    • Oscar

      Reply Reply Abril 13, 2016

      Hola Carmen, ¡Qué maravilla! Me alegro que lo vayas a hacer. Por favor, no te olvides de compartirnos tus resultados. Eso súper adicto a que cómo la gente se transforma. 😉 Gracias por compartir

  • Estefanía

    Reply Reply Abril 13, 2016

    Fijate que no había visto los celos, desde ese punto de vista y creo que tienes razón. Desafortunadamente la sociedad hace ver los celos como sinónimo de inseguridad y no como miedo a la pérdida o ha perder algo que queremos
    Seguimos en contacto

    • Oscar

      Reply Reply Abril 15, 2016

      Hola Estafanía, gracias por compartir. Sí, estoy de acuerdo. En parte también es inseguridad, pero es la inseguridad que te da no tener eso que vas a perder.

  • Angela

    Reply Reply Abril 14, 2016

    Como siempre estupendas tus enseñanzas y este punto de vista que compartes.
    El secreto si, es agradecer y valorar lo que tenemos, no lo que nos falta.
    Ah!!! y por cierto me he dado cuenta de una cosa más para agradecer,…¡Me encantan mi pecho! jajaja.
    Un abrazo

    • Oscar

      Reply Reply Abril 15, 2016

      Hola Ángela, me encanta tu comentario!! Muchas gracias. Un abrazó

  • Raquel

    Reply Reply Abril 16, 2016

    He leido el enlace y me gusta, lo haré en cuanto tenga hueco, acaso este fin de
    semana, he tenido asuntos urgentes y he parado todo. Pero creo que puede
    ayudar mucho.

    • Oscar

      Reply Reply Abril 17, 2016

      Raquel, muchas gracias. Ya me cuentas por favor…Abrazos

  • Pablina vazquez

    Reply Reply Diciembre 13, 2016

    El miedo a perder…

    • Oscar

      Reply Reply Diciembre 27, 2016

      El miedo a perder es uno de los obstáculos más comunes en las relaciones de pareja. Y además condiciona vivir el presente plenamente porque influye en nuestro vida lo que queremos evitar que lo que tenemos por disfrutar. Lo más sensato es trabajarlo y liberarse de él. El miedo es una presuposición de que en un futuro cercano o lejano experimentarás dolor sin placer, pérdida sin ganancia, perjuicio sin beneficio. Y esto, a pesar de que no te resulte fácil de admitir, no es posible bajo la ley del equilibrio. No hay pérdida sin ganancia en ningún caso. Un abrazo, Paulina.

  • Pauli Vazquez

    Reply Reply Diciembre 13, 2016

    Con ganas de aprender y superar algunos traumas de la infancia estoy leyendo su libro y la verdad muy interesante.. espero triunfar en el amor en mi próxima relación.. abrazo

    • Oscar

      Reply Reply Diciembre 27, 2016

      Hola Pauli,
      me alegra mucho que te esté gustando el libro. Ya me cuentas qué tal te ha parecido y la utilidad que puedes estar sacando. Un abrazo,
      Óscar

  • ROLIS

    Reply Reply Mayo 16, 2017

    Se que soy posesiva y egoista con mi pareja, no tolero que sea feliz con otras personas y conmigo no sonria igual… debo dejarlo?

    • Oscar

      Reply Reply Mayo 17, 2017

      Hola Rolis, no se trata de que lo tengas que dejar o no. Tu posesividad es más una debilidad tuya, una forma de reaccionar desde el miedo a perderlo. En un sentido el miedo a perderlo es un indicador de que la persona te importa, pero en tu caso pudiera que el miedo te está controlando y haciendo daño a ti.

Leave A Response

* Denotes Required Field